Inmanencia

Nuestras voces claman desde las tumbas.

De continuo golpean a ras del suelo,

Para deshabitarnos de los ecos y la sombra,

De La muerte y el espanto.

Sin hablar nacen palabras en otras bocas,

Sin saber, es hábito llamar por nombre:

Esperanza.

Como gloria cierta de quien besa el suelo,

No con sus labios solos; sino con su cuerpo entero.

Así, en la lejanía de cause oscuro

Lo que escapa de nosotros nace en otros sueños.

Gracias por su visita. su opinión cuenta.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s